Ambiente Interior

Creamos espacios interiores que cuidan a las personas.

¿Vivo en un espacio saludable?

Todo el conjunto de condiciones ambientales que forman parte del espacio interior determinan su calidad biótica.

Una buena transpiración de las paredes, la renovación periódica de aire, los textiles utilizados en decoración, una correcta iluminación e incluso el tipo de formas y colores, repercuten en nuestra salud.

Los espacios interiores son microclimas creados para las personas que los habitan. Por ese motivo deben estar adaptados a su medida, aportándoles confort y bienestar.


El aire que respiras.

La calidad del aire interior es de vital importancia para tu salud, es importante renovarlo periódicamente ventilando, para evitar la presencia de sustancias químicas volátiles o presentes en el polvo.

El afán por crear viviendas estancas provocan una deficiente renovación del aire interior, con la consiguiente aparición de hongos e incremento de los niveles de gas radón.

Es importante que recordemos que la casa es nuestra tercera piel. Por ese motivo, todos los materiales que utilicemos para su construcción deberán permitir su correcta transpiración.

Una buena calidad del ambiente interior también implica evitar el uso de materiales y sustancias que liberan tóxicos y son absorbidos por nuestro cuerpo.


Electricidad estática ambiental.

Los materiales sintéticos empleados en revestimientos y pavimentos o los tejidos utilizados en decoración de cortinas, tapizados y ropa de cama, al friccionarse generan electricidad estática ambiental. Este factor afecta en gran medida a nuestra salud.

El ambiente se carga con iones positivos y nos provoca una sensación de cansancio y nerviosismo; como cuando se acerca una tormenta. En cambio, si estamos en un ambiente con predominio de carga negativa (sin carga electrostática), nos sentimos más relajados y con más energía.

Si vivimos en espacios con una excesiva electricidad ambiental, sin poder descargar este exceso de cargas eléctricas al suelo, es como si viviésemos en un estado continuo de pretormenta y nuestros niveles de tensión electrocorporal irán aumentando.

Te asesoramos en la elección de materiales beneficiosos para tu salud.


Iluminación interior.

La luz que nos resulta más beneficiosa para la salud es la que procede del Sol, la necesitamos para regular nuestros procesos biológicos.

Pasamos gran parte de nuestro tiempo en espacios interiores, por lo que en la medida de lo posible, éstos deberían tener iluminación natural.

En los momentos que necesitamos hacer uso de la luz artificial, es importante utilizarla correctamente. Esto significa emplear el tipo de luz adecuada según la actividad que realizamos y el momento del día en que la utilicemos.

Nuestro cuerpo funciona según los ritmos biológicos marcados por la luz solar y un uso inapropiado de la iluminación artificial puede provocar alteraciones en nuestro descanso y un debilitamiento del sistema inmunitario.

Diseñamos los espacios teniendo en cuenta la iluminación adecuada para cada situación.


El efecto de las formas y los colores.

Todas las formas y colores que te rodean producen distintos efectos en tus emociones. ¿Por qué será que algunas formas nos resultan más agradables o armoniosas y otras  nos producen inquietud o incluso rechazo? Cada objeto emite una energía determinada llamada onda de forma, que puede ser positiva, neutra o negativa.

Nuestra vivienda o lugar de trabajo debería de ser un entorno que transmita armonía y equilibrio para que contribuya a nuestro bienestar. Por eso, es necesario prestar atención a las formas con las que nos rodeamos y, cuando compremos objetos de decoración, deberíamos tener en cuenta si la energía que desprenden es beneficiosa para nosotros.

Lo mismo sucede con los colores. La elección de los colores adecuados resulta determinante para nuestro bienestar, ya que cada tonalidad produce efectos sobre nuestra mente. Pasamos demasiadas horas expuestas a esos tonos que, de no estar bien elegidos, podrían provocar efectos no deseados en nuestro estado anímico.

Te ayudamos a escoger las formas y colores que resulten más beneficiosos para cada estancia, en función de su uso y de tu energía.



¿Te ayudamos?


A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: